El humano que se creía Dios.

10 diciembre, 2010

Cuando cumplió los diez años, medía siete metros de alto. Ese era un detalle virtuoso, incluso viniendo de alguien de su especie. En su cincuenta cumpleaños se estabilizó y durante algún tiempo dejó de crecer. Por aquel entonces ya medía veinticinco metros.

Presumía de su estilo de vida, sano, natural y ecológico. De nada le sirvió. Trescientos años después, a pesar de que su salud todavía estaba intacta, la motosierra terminó con su breve y ecológica existencia.

Anuncios

9 comentarios to “El humano que se creía Dios.”

  1. Didi Says:

    eres una crack, iri.

  2. Sara Lew Says:

    Me ha gustado mucho este relato. El título es fuerte, pero tal vez es lo que necesitamos para tomar conciencia no solo del final del texto, sino de como podría acabar nuestro planeta con nuestra supuesta “supremacía”.
    Muy buenos tus relatos. Me pasaré a visitarte a menudo,
    Un saludo.

  3. Sucede Says:

    me lo imaginaba…triste final verdad?
    muy bien relatado…y el título cojonudo!!! he leído un comentario que hablaba del título…no sé si este es el nuevo o si no lo has tocado, pero sea lo que sea, este ni se te ocurra cambiarlo…un título no debe dar a entender lo que va a pasar en un micro, es tan importante como el cuerpo, y el detalle de ese humano(el de la motosierra) te deja esperando encontrar otra cosa en el interior…para ver a un simple, o complejo, árbol…
    por cierto, te aconsejo que antes de subir un micro ya esté pulido, porque si no puedes enamorarte de algo que a los demás les deje un sabor de boca amargo…
    eres una gran relatista! enhorabuena!
    ya tienes un fan más!! jaja

    • sucedeque Says:

      Gracias sucede! Mi primer fan! jajaja. Ya te dije que soy nueva en esto de los blogs,no?. Intento pulir los micros y los relatos antes de subirlos pero me ayudan mucho los comentarios de la gente. A veces siento que algo falla y por más vueltas que le doy no logro saber qué es. El hecho de que la gente me vea y valore lo que escribo es muy positivo para mi, me hace ver donde está el error(a veces ni con eso lo veo, jeje). Escribo desde siempre pero siempre para mi, no he compartido esto con casi nadie y depronto…boom!! al mundo virtual en el que cualquiera puede leerme!! Un cambio radical. En fin, soy una novata, todavía estoy conociendo el mundo blog y lo cierto es que el hecho de que gente como tú se pase por aquí y dedique un ratito de su tiempo en leerme me hace mucho bien, sobre todo si se animan a dejar su huella! Muchas gracias y un abrazo grande (ah!y yo también me declaro publicamente fan tuya)

  4. CHULA Says:

    Me ha gustado mucho, un final triste pero frecuente y al paso que vamos, el único final.
    Saludos.

    • sucedeque Says:

      Gracias, me alegra que te hay gustado, Chula.
      La verdad es que eso parece, el final es bastante perturbador, por desgracia. Pero nosotros mismo nos lo estamos buscando…

  5. Alba Says:

    Quizá el título es demasiado incisivo para lo sutil que es la historia. En mi opinión le pegaría algo también agradable, para que el final de la historia te deje peor sabor de boca, no sé.

    • sucedeque Says:

      Que bien que te haya gustado. Lo que dices del título puede ser cierto, es una buena observación. Lo tendré en cuenta. Todavía le tengo que dar un par de vueltas, cuando haga los cambios pensaré lo del título. !Gracias por pasarte! Abrazos!

  6. Alba Says:

    ¡Me encanta! ¡Qué visión más reveladora!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: