Mi abuela Lola

21 marzo, 2011

La hija de Lola se amoldó a  la incómoda butaca del hospital dispuesta a pasar la noche con su madre. 

Hace días que Lola está enferma, un problema de salud la tiene inmovilizada. No tiene fuerzas para hablar y, a veces, se aferra a la mano de su hija y la mira fijamente con sus ojos, y ella entiende que en aquella profundidad azul le suplica que la deje marchar, que ya llegó su hora. 

Rosa, la hija, está inquieta y no puede dormir. A intervalos de tiempo observa el pecho de su madre para comprobar que sigue respirando, luego se vuelve a hundir en la lectura banal de una revista del corazón mientras se mira por dentro y reflexiona. En realidad desea abrazarla pero su carácter frío se lo impide. Recuerda los besos que le daba de pequeña y añora el tacto de su mejilla, ahora agrietada con el tiempo. 

Son las dos de la madrugada y Rosa se levanta para estirar las piernas. La luz tenue de la habitación hace que el ambiente sea cálido y familiar. El pelo blanco de Lola parece reflejar la claridad de la luna. Inmóviles, las sombras de los objetos se sujetan a las paredes con fuerza, como si ya conocieran el áspero desenlace. Rosa, por décima vez, fija la mirada en el pecho de su madre. No respira, piensa. No respira. Espera unos segundos que se tornan eternos. Nada, no respira. Se acerca nerviosa al rostro de su madre, que ya se echó a dormir en el infinito. No puede ser, hace unos minutos respiraba. Grita llamando a la enfermera y se abraza a Lola con fuerza y encuentra su mejilla arrugada, y la besa. 

 

Anuncios

14 comentarios to “Mi abuela Lola”

  1. Beatriz Says:

    Muy bien escrito.
    Siempre hay que expresar lo que se siente.

  2. Humberto Says:

    Hola, hacía mucho que no pasaba por tu espacio, la verdad es que ha subido un relato magnífico… y muy triste. Tienes un don para narrar un hecho cotidiano -porque la muerte es algo cotidiano, qué duda cabe- con la maestría de los que saben hacerlo.
    Me alegró volver a pasar por aquí.
    Un cariño.
    Humberto.

    • sucedeque Says:

      Muchas gracias por tus palabras, Humberto. Es bueno saber que te guste la forma de narrarlo porque no suelo escribir sobre hechos de la vida común ni sobre nada tan personal.

      Gracias por pasarte y dejar huella.

      Un abrazo!!


  3. Iria:
    Me gustó mucho tu cuento, sobre todo porque me sentí en parte identificado con el personaje de Rosa. Me conmovió. Te felicito!!

    Besos!!!

  4. CHULA Says:

    Triste. El abrazo llegó demasiado tarde.

  5. CHULA Says:

    ¡Qué pena! Como casi siempre suele suceder, el abrazo llegó demasiado tarde.


  6. Una muerte dulce, más o menos.
    Siempre es un consuelo aunque el dolor….es el dolor y una forma de demostrar que vas a echar a alguien muy querido de menos.
    Un beso.

    • sucedeque Says:

      Hola Luisa,a veces llegamos tarde para demostrar ciertas cosas. Supongo que el vínculo que une a una madre y una hija es mucho más fuerte y hay cosas que se saben de ante mano. Hay mil maneras de demostrar amor, supongo.

      Un beso para ti también!!

  7. Sucede Says:

    Aupa Iria!!

    Ayer te propuse que subieras el texto a tu blog y no me di cuenta de que ya lo habías puesto. Es muy bueno, relatas de una forma natural y cercana una historia triste pero a la vez amable.
    Espero que tengas mucha suerte en el concurso.
    Un beso!!

    • sucedeque Says:

      Hola amigo!! La verdad es que salió de tirón. Fue sentarme, escribir y salió esto. No había explorado la faceta de escribir y describir algo tan mio y estoy contenta con el resultado! ( Aunque sé que siempre se puede mejorar)…

      Un besiño!!

  8. Elisa Says:

    Tu relato me ha recordado este hermoso poema de Ana Pérez Cañamares. Qué pena no atrevernos a manifestar lo que sentimos.

    • sucedeque Says:

      Un poema precioso, Elisa. Me ha encantado.
      Tienes razón, es una pena bloquearse al expresar lo que a uno se le pasa por dentro y lo peor es llegar tarde, tan tarde que puedas llegar a arrepentirte de no haberlo hecho…

      Un beso, Elisa!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: